Un espacio de inspiración. De y para personas.
¿Cómo trabajar el Employee experience en la situación actual?

¿Cómo trabajar el Employee experience en la situación actual?

  • mayo 05, 2020

¿Cómo cuidar la experiencia de un empleado en la empresa en momentos de incertidumbre?  Sentirse valorado y a gusto en el trabajo es crucial para afrontar los cambios que estamos experimentando. Pero se trata de algo que deberíamos trabajar de forma continua y especialmente durante momentos complicados. ¿Cuáles son sus ventajas para empresas y trabajadores? Los empleados se sienten más cómodos en su día a día y las compañías consiguen un mayor compromiso por parte de su equipo.

Más allá de las necesidades básicas

Un buen plan de acogida, una formación especializada para desarrollar el talento y flexibilidad horaria son algunas de las ventajas que hasta ahora algunas empresas ofrecían a sus equipos. Pero ¿qué supone realmente el Employee experience y cómo adaptarlo a la situación actual? La experiencia del empleado va más allá de establecer estrategias centradas en el bienestar y el desarrollo profesional de las personas. Su principal objetivo es aportar valor añadido para mantener y atraer el talento. Estas son algunas de las claves para desarrollarlo:

  • Antes de empezar con un plan de Employee experience debemos tener claro el objetivo. En estos momentos la seguridad es una de las principales preocupaciones de los empleados. ¿Tus instalaciones están adaptadas para mantener los 2 metros de distancia con los compañeros? Seguir las recomendaciones sanitarias marcadas por la administración es fundamental para que las personas se sientan seguras en el entorno de trabajo. Pero una vez adaptados a la nueva realidad, hay que dar un paso más y marcarnos nuevos objetivos que ayuden a mejorar la experiencia del empleado. ¿Qué es aquello que quieres conseguir a través del Employee experience? ¿Mantener el talento que tenemos en la empresa? ¿Atraer nuevos profesionales que aporten valor a nuestro negocio? ¿Conseguir el compromiso del equipo? Lo fundamental es que el objetivo vaya acorde con la visión y la misión de la compañía. Solo así nos aseguraremos de que sea 100% efectivo.
  • El segundo paso consiste en conocer con detalle a nuestro equipo. ¿Qué preocupa a cada persona y cómo podemos ayudarle a gestionar el cambio? La comunicación es clave para que el equipo se sienta bien atendido y pueda afrontar la nueva situación. Pero no debemos quedarnos ahí. Una vez adaptados a la nueva realidad, debemos plantearnos: ¿qué les motiva? ¿qué empleados nos interesa atraer? Esta información será muy útil para definir el plan de beneficios y acciones.
  • ¿Cuáles son los momentos de la verdad para el empleado? La situación excepcional que hemos vivido ha sido, sin lugar a duda, uno de ellos. Si la empresa ha demostrado interés por el bienestar del equipo, habrá salido reforzada de la crisis y con un mayor compromiso por las personas que forman parte del equipo. Pero más allá de la situación que hemos vivido, ¿cuál es el primer momento de la verdad que vive un empleado? La incorporación a la empresa. Los primeros días marcarán la experiencia del trabajador en la compañía. La integración en el equipo y unos compañeros que lo acojan como a uno más será imprescindible para que su experiencia sea excelente. ¿Y cómo mantener esta buena percepción con el paso del tiempo? Realizar seguimiento en el día a día y crear alianzas con compañeros del mismo u otros departamentos con los que la persona tenga relación será fundamental para su bienestar.
  • Desarrollar una cultura de feedback ¿Cómo transmitir a alguien que debería mejorar en algunos aspectos? Ser capaz de dar feedback de forma constructiva ayudará a mejorar su integración en la empresa, a cambiar algunos de sus hábitos y a que facilitar su día a día.
  • ¿Cuáles son los momentos especialmente críticos? Los primeros días del estado de alarma son un ejemplo, pero en el día a día también se dan situaciones que para el empleado son importantes. Un ejemplo práctico: una persona no puede ir a trabajar porque su hijo está enfermo. ¿Cómo se comporta la empresa en este caso? Su comportamiento será una prueba de confianza para el trabajador. Si la compañía facilita el teletrabajo o puede recuperar las horas otro día, la relación laboral saldrá reforzada, pero si no es así, la persona lo vivirá como un “momento del dolor”, que son aquellas experiencias en las que la compañía no facilita la gestión de ciertas situaciones y que el empleado vive como una decepción. Estos momentos son especialmente delicados porque pueden suponer la falta de confianza de un profesional hacia la empresa o incluso pueden convertirse en un motivo para plantearse cambiar de empleo.
  • ¿Y cuál sería el último estadio del Employee experience? Un plan de outplacement, a través del cual se facilite su incorporación un nuevo puesto de trabajo. Conseguir que la persona que acaba su etapa profesional con la empresa se lleve una buena impresión y se convierta en uno de nuestros embajadores aporta credibilidad a nuestra compañía.

Con la transformación tecnológica, el Employee experience es cada vez más importante para las empresas y, de hecho, ya existen portales como Glassdoor e Indeed en los que los trabajadores las puntúan según su experiencia. ¿La clave? Ser constante y trabajar pequeños detalles que faciliten el día a día del equipo y que les ayuden a experimentar una buena experiencia en la compañía.

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Sobre nosotros

People first

People first es un espacio de inspiración donde compartimos contenidos con un eje común: las personas. Desde distintas ópticas y sectores, abordamos distintos temas, tendencias y noticias de interés humano.

Newsletter

Inspírate con la newsletter de People first.

¡Suscríbete!

Síguenos en

Nuestros últimos tweets

×