Un espacio de inspiración. De y para personas.
¿Por qué invertir en formación?

¿Por qué invertir en formación?

  • octubre 01, 2019

Por mucho que una pyme luche por su presente, no puede dejar de lado el futuro y la formación es clave para llegar a este. Pero ¿todas las empresas invierten en el desarrollo profesional de sus empleados? ¿Cuáles son las ventajas de hacerlo? Descubre qué puede suponer para tu empresa contar con un buen plan de formación.

Según la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae), más del 80% de las empresas pequeñas (hasta 49 trabajadores) no invierten en la formación bonificada. ¿Por qué? ¿Qué es aquello que lleva a las empresas a dejar la formación de su plantilla en un segundo plano?

Formación para ser capaces de innovar

Las razones para invertir en formación, se trate de una empresa pequeña, mediana o grande, son sus múltiples beneficios. El más importante es, sin duda, que fomenta la innovación entre los equipos y atrae el talento. ¿Por qué no aplicar en tu día a día lo que has aprendido en un curso? Los trabajadores no solo sienten que han aprovechado las horas dedicadas a la formación, sino que mejoran su día a día y proponen nuevas ideas.

La formación y el hecho de estar al día en el sector es imprescindible para poder avanzar y no quedarse estancado. ¿Por qué no invertir en cursos que nos ayuden a mantenernos actualizados? Una de las peticiones más importantes que suele hacerse cuando se trata de formación es que esté enfocada al mundo empresarial y que sirva para resolver cuestiones prácticas. Descartar cursos académicos que no se ajustan con la realidad es imprescindible para elaborar un plan formativo eficaz.

Cuando un trabajador se forma, trae un pedazo de actualidad a la empresa que puede aplicarse en diversos ámbitos. Aporta también otra forma de ver las cosas y abre nuevos debates constructivos. Ninguna empresa puede permitirse estancarse y más cuando las personas buscan empresas modernas.

Pero ¿cuál es la razón por la que se decide invertir tan poco en este ámbito? A menudo se priorizan otras cuestiones de negocio y se centran en que la empresa funcione. Pero ¿no se debería pensar en el futuro y hacer una apuesta por contar con todos los conocimientos posibles para afrontarlo?

Muchas de las empresas pequeñas son restaurantes y tiendas de barrio que también innovan y se adaptan a las nuevas circunstancias, ya sea ofreciendo comidas a domicilio, creando e-commerce para dar servicio a sus clientes o gestionando interesantes cuentas en Instagram. La competencia vuela y la mejor forma de mantenerse a su nivel es mediante la formación continua.

¿Cómo adaptar la formación a la realidad? Un e-commerce necesita que un trabajador de la casa conozca lo suficiente de SEO y Big data para valorar cómo integrarlo al negocio de la mejor forma y con qué objetivo. Una empresa de servicios ha de descubrir los nuevos sistemas semiautomatizados de atención y fidelización del cliente, para mantener una actitud proactiva. ¿En qué crees que tu empresa necesita actualizarse?

Con la formación bonificada, los trabajadores pueden adaptarse a nuevas tecnologías y herramientas de trabajo, aprender a automatizar procesos, digitalizarse o conocer nuevas disciplinas que empiezan a abrirse en el mercado, presencialmente o a distancia. Si no conoces este tipo de formación asequible a todo tipo de pymes, es hora de que lo hagas. ¿Te animas a ponerlo en práctica?

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Sobre nosotros

People First Banner

People First es un espacio de inspiración donde compartimos contenidos con un eje común: las personas. Desde distintas ópticas y sectores, abordamos distintos temas, tendencias y noticias de interés humano.

Newsletter

Inspírate con la newsletter de People First.

¡Suscríbete!

Síguenos en

Nuestros últimos tweets

×